Uno de los puntos clave de la logística es la entrega correcta y a tiempo de la mercancía, pero de nada sirve realizar un envío a tiempo si este está en mal estado o incluso dañado.

Y es que en este sector es esencial saber cómo hacer un buen paletizado, pues para lograr que el proceso logístico sea eficaz, resulta fundamental el correcto paletizado de la mercancía que va a ser transportada.   

Y lo cierto es que, aunque muchas empresas del sector envuelven y protegen su mercancía, no lo hacen de la forma adecuada, cometiendo errores de paletizado que se pueden evitar siguiendo una serie de pautas. 

Por ello, hoy desde CANEMBAL os contamos las claves para un buen paletizado.

La importancia del paletizado y la estabilidad de carga

El paletizado es, sin duda, una de las mejores prácticas en cuanto a procesos logísticos se refiere por la mejora en el desempeño de las actividades de carga, descarga, transporte y almacenamiento, optimizando el uso de los recursos y la eficiencia de los procesos. 

Así, cada vez somos más conscientes de la importancia de una buena solución para la estabilidad de carga, donde es fundamental el uso de un embalaje eficiente que permita una correcta protección de nuestros productos y un buen paletizado

Objetivos

¿Su objetivo? Por un lado, proteger la mercancía en todo el proceso de transporte y facilitar la operación, reduciendo tiempos de trabajo y esfuerzo. Por otro lado, y quizás el objetivo más importante del paletizado, disponer la mercancía de forma correcta, conformando una carga compacta sin elementos sueltos que puedan desestabilizar el paquete, garantizando así la estabilidad de la unidad de carga.

 Claves 

Un paletizado incorrecto puede causar daños parciales e incluso totales a la mercancía, además de presentar riesgos para las personas involucradas en su manipulación. Por ello, abordar el desafío que supone la estabilidad de la carga con una visión integral es clave en la cadena logística de cualquier empresa.

Si el paletizado es correcto, se logra que los productos se mantengan en perfectas condiciones hasta llegar al destino. ¿Cómo lograrlo? Colocando sobre el pallet una cantidad de paquetes consolidados como una única unidad de carga. 

Sin olvidar el evitar que la carga tenga una altura excesiva que dificulte la correcta manipulación, siendo importante tener en cuenta que la carga se opera desde la base y una altura superior a 1,45 metros desestabiliza el punto de equilibrio.  

Consejos para un buen paletizado 

Almacenar de acuerdo a la estabilidad de carga 

Almacenar los bultos en columnas ordenadas de acuerdo a la estabilidad de la carga es esencial para lograr una buena estructura y cohesión, pudiendo hacerlo mediante el cruzamiento de paquetes en pilas, en las que se coloque caja sobre caja, para garantizar una mejor resistencia a la compresión. 

Utilizar embalaje de fijación 

Utilizar elementos de embalaje que compacten la mercadería y fijen los paquetes al pallet también es un punto importante, ya que es necesario utilizar las protecciones adecuadas para proteger los productos, como:

  1. Cantoneras
  2. Flejes
  3. Film para paletizar
  4. Plástico retráctil
  5. Etc.

Ocupar la superficie y el peso adecuado 

La carga siempre debe ser compacta y estable, evitando que queden elementos sueltos y huecos que dificulten la estabilidad. Por ello, es importante ocupar toda la superficie del pallet y el peso adecuado. En este punto, puede ayudar el uso de bandas antideslizantes, para prevenir el movimiento de la mercancía y mejorar su retención.  

Manipular mediante etiquetas 

Otro tip que nos puede servir de ayuda es advertir las condiciones de manipulación de los bultos mediante etiquetas o indicadores similares, señalando la orientación de la estiba e identificando bultos frágiles. 

Comprobar el estado de los materiales 

Por último, debemos comprobar que los materiales a utilizar en el paletizado se encuentran en perfecto estado. Así, cuando se utilice cualquier material, debe ser nuevo o estar en perfecto estado, firme, sin perforaciones ni daños. 

formas de paletizar CANEMBAL

Ventajas del paletizado 

Los pallets son estructuras planas de transporte, preparadas para soportar gran cantidad de mercancía de forma estable para moverla de forma más fácil y segura. 

En función de su material, madera, plástico, metal o material reciclado, presentan diferentes ventajas, pero todos tienen en común su aporte a la mejora de la eficiencia en la manipulación, almacenamiento y transporte de productos. 

A continuación, algunas de las principales ventajas del paletizado:

  • Aumenta la seguridad en el transporte y para el trabajador   
  • Incrementa la productividad 
  • Disminuye el coste de carga y descarga 
  • Optimiza el espacio en el almacén 
  • Facilita la rotación de la mercancía almacenada 
  • Permite una mejor manipulación de la mercancía 

Conclusión

La estabilidad de carga de las mercancías durante el proceso logístico es esencial para que el producto llegue en óptimas condiciones al destinatario, y para ello, un buen sistema de paletizado es clave.

 

Hoy en día, la gestión de stocks es un punto clave para cualquier empresa. La gestión de stocks nos permite conocer nuestro nivel de existencias y monitorizar su evolución. Un control que, si se hace de la forma correcta, nos permitirá contar siempre con la cantidad de productos adecuada en el lugar adecuado para llevar a cabo cada operación, evitando problemas de abastecimiento o roturas en la cadena de suministro.

Así, nuestra empresa no sólo optimizará su inversión en tiempo y dinero, sino que además logrará que su actividad no se vea perjudicada en ningún momento. 

¿Cómo lograrlo? Con la implantación de los métodos de gestión de stocks adecuados. ¡Sigue leyendo y descúbrelos! 

Métodos de gestión de stock  

La gestión de stock es el control y la regulación de la entrada y salida de productos que permite conocer las existencias totales de cada artículo. 

Por su parte, los métodos de gestión de stock son una serie de sistemas de gestión y organización que ayudarán a nuestra empresa a lograrlo, evitando problemas como el desabastecimiento o la mercancía duplicada. 

Para ello, existen diferentes métodos. Hoy en CANEMBAL te hablamos de algunos de los métodos de gestión de stock más utilizados y que, sin duda, te ayudarán a tener un mayor control sobre el stock de tu empresa.  

FIFO

Conocido como FIFO por sus siglas en inglés “First In, First Out” y como su propio nombre indica, es un método de gestión de stock que tiene como objetivo vender en primer lugar los artículos más antiguos, es decir, aquellos que entraron primero al almacén. 

Se trata de una técnica de fácil aplicación que permite manipular, organizar y dar prioridad a los flujos de mercancías y productos. Es cierto que requiere de un mayor espacio, pero sin duda garantiza el suministro de mercancías. 

LIFO 

Haciendo referencia a sus siglas “Last In, First Out” y al contrario que el método anterior, LIFO es un método de gestión de stock que consiste en vender en primer lugar los artículos más recientes, es decir, aquellos que entraron en último lugar. 

Se trata de la técnica conocida como “último en entrar, primero en salir”, por la que muchas empresas apuestan con el objetivo de almacenar su mercancía durante el menor tiempo posible, y que al igual que el método anterior, contribuye a la generación de una organización coherente y ágil de flujos de productos.   

ABC  

Por su parte, el método ABC es un sistema de clasificación de mercancías por categorías, dividido en este caso en 3 distintas: A, B y C. 

Así, los artículos de la categoría A son los productos de mayor consumo anual, es decir, los más importantes. Razón por la cual debemos someterlos a un rigurosos control de stock y a un almacenamiento adecuado, en áreas o ambientes con condiciones especiales, reponiendo con regularidad para evitar roturas de stock. 

Los artículos de la categoría B hacen referencia a productos de consumo medio o intermedios, e igual que en el caso anterior, aunque no en la misma medida, es importante mantener un control periódico para evitar su paso a una categoría superior o inferior. 

Por último, los artículos de la categoría C abarcan los productos de bajo consumo, los menos importantes. Por ello, su reposición es menos frecuente, realizándose los pedidos únicamente cuando se produce una venta. 

Wilson 

Conocido como Wilson o método EOQ, “Cantidad Económica de Pedido”, hablamos de un método de gestión de stock especialmente indicado para pequeñas y medianas empresas que manejan una cantidad pequeña de pedidos diarios. 

Se trata de un sistema de fácil implementación, que a su vez requiere de una gran supervisión, y que consiste en realizar pocos pedidos con el máximo número de productos posible. 

Stock mínimo

Se trata de uno de los métodos de gestión de stock más utilizados. Este consiste en el cálculo del volumen mínimo de stock con el que deberíamos contar en el almacén, lo que nos permitirá saber cuándo tenemos que realizar un nuevo pedido. 

Para llevarlo a cabo, deberemos realizar un análisis completo y exhaustivo de datos de compra y venta de cada producto. 

Revisión de stock 

Para la implantación del método de revisión de stock antes deberemos llevar a cabo exámenes periódicos para controlar el inventario, donde asociaremos cada revisión a un pedido. 

Así, deberemos fijar una cantidad adecuada para cada producto y, cuando esta disminuya, devolver las existencias al nivel establecido.  

Just In Time (Stock bajo demanda) 

Para finalizar, hablamos del método de stock bajo demanda o Just In Time, un método que tiene como objetivo principal la reducción de costes a través de la reducción del inventario al mínimo. 

Así, con este método, los productos se entregan cuando se necesitan y se utilizan inmediatamente, es decir, únicamente haremos el pedido cuando el cliente lo haya solicitado. Al implementarlo, deberemos tener en cuenta el riesgo de agotamiento de existencias que implica. 

Gestionar adecuadamente nuestro stock es esencial para lograr una buena planificación empresarial. Por ello, antes de elegir un método de gestión de stocks, deberemos tener en cuenta una serie de factores clave, y las necesidades e intereses comerciales de nuestra organización. Sólo de esta forma elegiremos el adecuado y optimizaremos nuestros recursos.  

METODOS GESTION STOCKS

Conclusión 

Gestionar adecuadamente nuestro stock es esencial para lograr una buena planificación empresarial. Por ello, antes de elegir un método de gestión de stocks, deberemos tener en cuenta una serie de factores clave, y las necesidades e intereses comerciales de nuestra organización. Sólo de esta forma elegiremos el adecuado y optimizaremos nuestros recursos. 

 

La distribución o el transporte es uno de los procesos logísticos más complejos e importantes para la empresa hoy en día, y es que tanto la rentabilidad empresarial como la satisfacción del cliente dependen de ello. 

Así, podemos decir que el éxito de una empresa está vinculado en gran medida a que su cadena de suministro funcione correctamente, el proceso crucial que comienza con las materias primas y acaba con la entrega del producto final. 

¿Pero en qué consiste realmente y cómo mejorar la cadena de suministro? Hoy, desde CANEMBAL, te lo contamos todo.  

¿Qué es una cadena de suministro? 

Sin duda, un punto clave muy a tener en cuenta, es cómo mejorar la cadena de suministro, pero antes, debemos conocer todo lo que conlleva su proceso para entender cómo nos permitirá implementar dichas mejoras y, en consecuencia, optimizar resultados.

Así, una cadena de suministro es el conjunto de procesos operativos de una empresa, como la planificación, la gestión de compras, la fabricación o producción y su logística, el abastecimiento y el almacenaje, los canales de distribución y la venta al cliente final.

No obstante, las cadenas de suministro pueden ser muy distintas unas de otras, pues su tamaño y complejidad son factores variables. 

¿Cómo mejorar la cadena de suministro? 

Como todos sabemos, en una era digital en constante cambio, las empresas necesitan facilitar sus servicios con la máxima eficiencia posible para satisfacer las necesidades de sus clientes. 

Por ello, compiten a través de la capacidad de su cadena de suministro. Esta, no sólo determina su forma de planificar, comprar, fabricar y distribuir mercancías, sino que también condiciona el coste y la calidad de sus productos, la agilidad con que reacciona a las necesidades de los clientes y el mercado. 

A continuación, algunos consejos que te ayudarán a comprender cómo mejorar la cadena de suministro de tu empresa.  

Gestión de la cadena de suministro 

Para optimizar la cadena de suministro, es esencial que primero sepamos cómo llevar a cabo una buena gestión de la misma. Aquí, los directivos de las empresas deberán planificar una estrategia eficaz de gestión de la cadena de suministro que les permita controlar el flujo de bienes y servicios de la empresa. 

Esto, sin duda, permitirá que las empresas reaccionen a nuevas oportunidades de crecimiento y les facilitará los periodos de incertidumbre, el impacto de la globalización y los constantes cambios. 

Coordinación y personal 

Un elemento clave en nuestra estrategia será la promoción de la integración y la coordinación, fomentando la colaboración entre proveedores y clientes. Esto además, podrá resultar en costes inferiores, tanto logísticos como de inventario. 

Así, debemos analizar la cadena de suministro extendida, aumentando el nivel de influencia fuera de la propia organización para conseguir su optimización. 

También es necesario incorporar expertos en cada tarea especializada. De esta forma, conseguimos que el empresario tome decisiones fundamentadas y piense estratégicamente sobre cómo mejorar la cadena de suministro sin la necesidad de una autoridad jerárquica directa con todos sus empleados.

Sistemas y tecnologías  

Las empresas también necesitan tecnología y sistemas adecuados para planificar, prever y gestionar el inventario y las necesidades de la cadena de suministro

Con esto hablamos de la automatización de los procesos de producción, el análisis de los flujos de materiales para la optimización del proceso e incluso la creación de nuevas vías de comunicación con el cliente. 

Para ello, antes deberemos evaluar qué software empresarial es más adecuado para nuestras necesidades, teniendo en cuenta el tamaño de nuestra empresa, nuestras necesidades de gestión ahora y en el futuro y las principales dificultades a resolver. 

Así, entre nuestras opciones probablemente se encontrarán el software de contabilidad específico o la migración a un ERP o una solución de gestión empresarial si nuestra empresa está en crecimiento. 

Procesos 

Pero contar con la tecnología y el sistema adecuado no basta para optimizar la cadena de suministro. Para ello, deberemos llevar a cabo planes para analizar cómo funciona realmente nuestra empresa y ofrecer formación en los sistemas necesarios. 

En relación a esto, es importante examinar los procesos de nuestra empresa, asegurarnos de que los empleados trabajen con eficacia y comprobar si nuestra cadena de suministro funciona como debe.

Si descubrimos que un proceso reduce la eficacia de nuestra cadena de suministro, deberemos asegurarnos de dar la formación adecuada a los equipos correspondientes. Algo clave para no perder el flujo de demanda del cliente y poder anticiparnos a los posibles cambios del mercado.  

cadena suministro

Ventajas de optimizar la cadena de suministro 

Dicho esto, contar con una cadena de suministro optimizada puede resultar en importantes beneficios para la empresa, como los que citamos a continuación. 

Inventario optimizado 

Si hablamos del inventario, obviamente, al contar con una cadena de suministro bien optimizada, probablemente contaremos también con un inventario preciso, clasificado y ajustado a la demanda, evitando así problemas de desabastecimiento o exceso de stock. 

Mayores beneficios 

Por otra parte, si la cadena de suministro está correctamente gestionada y optimizada, obtendremos unos márgenes de beneficio mayores al conseguir importantes ahorros en costes de procesos. 

Facilidad de gestión 

Por último, contar con una cadena de suministro plenamente integrada, en general facilita una mayor flexibilidad en el proceso y un funcionamiento óptimo en todas las áreas de actuación. 

Como en el almacén o el transporte, donde se aumenta la capacidad, se reducen costos de almacenamiento y se incrementa la seguridad tanto para operadores como para productos. 

Además, esta integración de la cadena puede facilitar el flujo de información, lo que permite anticiparse a situaciones no esperadas en el ciclo de la cadena.

Ayuda a aprovechar mejor los espacios y a controlar el inventario

Mejora la satisfacción del cliente

ventajas cadena suministro

Conclusión 

Como ves, el desarrollo de todos estos procesos es clave en la optimización de la cadena de suministro. Y, como hemos dicho, la cadena de suministro puede representar una gran proporción de los costes de tu empresa. 

Ahora ya sabes cómo mejorar la cadena de suministro. Tan sólo sigue estas pautas y adáptalas a tu empresa, equipo, crecimiento y necesidades. Sin duda, verás un cambio importante en el día a día de tu empresa. 

La organización de la mercancía en el almacén es esencial para cualquier empresa. Si no apuestas por el método más eficiente, sólo conseguirás una mercancía mal organizada o retrasos en las entregas. ¿Pero cómo organizar un almacén y su mercancía?  

De por sí, un almacén debe estar diseñado para que el desempeño del negocio sea óptimo. Pero, ¿cómo se determina la ubicación idónea para almacenar cada producto? o ¿cómo determinar su clasificación? 

Ordenar la mercancía de tu almacén es una obligación, especialmente si quieres mejorar su rendimiento, reducir accidentes, mantener el control de tu inventario o hacer un mejor uso de tu capacidad de almacenaje. 

¿Cómo hacer todo esto? Te contamos todos los detalles para asesorarte sobre cómo organizar un almacén adecuadamente.  

Diseño del almacén 

El primer elemento clave es el diseño del almacén, pues si su organización no es coherente y eficiente, nuestro almacén no alcanzará su rentabilidad máxima. 

Para ello, lo mejor es hacer una revisión del diseño del almacén, teniendo en cuenta tres elementos principales:

  • Flujos humanos y de productos 
  • Accesibilidad a las mercancías 
  • Capacidad y oportunidad de almacenaje 

Elección del sistema de almacenaje 

Para saber cómo organizar un almacén, antes de nada, debes saber si estás utilizando toda la capacidad de almacenaje de tu almacén actualmente. Si solo utilizas una parte, deberías revisar las soluciones de almacenamiento que estás empleando. 

Opta por un sistema o una solución de almacenaje más optimizada, como una estantería para paletización, para reorganizar tu espacio de la mejor manera posible en función de la demanda y poder almacenar más mercancías. 

Eso es sólo un ejemplo, pues cada sistema tiene sus ventajas. De hecho, no todos ellos se adaptan a tu actividad, al tamaño de tu organización y a la cantidad de referencias que almacenas de la misma forma.  

Desde CANEMBAL te recomendamos que apuestes por la calidad y la cantidad. Es importante utilizar sistemas con una vida útil más larga para lograr una capacidad de almacenaje más óptima. 

organizar almacen

Métodos de clasificación 

Según algunas investigaciones de Veeqo, expertos en gestión de inventario, “el 60% de las ventas provienen únicamente del 20% de los productos“. Por ello, mantener los productos más vendidos cerca de ciertas áreas, como la de packaging, reducirá el tiempo empleado en localizar el producto. ¿Cómo hacerlo? Con el Análisis ABC

El método de clasificación Análisis ABC es frecuentemente utilizado en la gestión de inventarios, ya que proporciona información útil sobre cómo organizar un almacén. Además, permite identificar productos con un gran impacto y crear nuevas categorías de productos con distintos niveles de control. 

Para gestionar el stock hay que dividir todo el inventario disponible en tres grupos: 

  • Clase A: Stock de productos más usados o vendidos, mayor rotación y/ o que mayor beneficios reportan. 
  • Clase B: Stock de valor moderado con frecuencia de ventas moderada y / o rotación media.
  • Clase C: Stock de menor nivel de rotación o de bajo beneficio.

Atendiendo a este análisis, los artículos de Clase A se ubicarán más cerca de la zona de expedición de la mercancía, de manera más accesible, mientras que los productos de Clase C estarán más alejados. 

clasificacion almacen

Etiquetado de mercancías 

Gestionar de manera efectiva el almacén es imprescindible para que nuestro equipo conozca exactamente donde se encuentra cada producto. Para ello, debemos establecer nombres a cada ubicación y reflejar en el stock esta denominación para su posterior localización. 

Ser prácticos es imprescindible para evitar errores, y el uso de combinaciones alfanuméricas simples ayuda al personal a entender y descifrar el lugar exacto en el que se encuentra el producto y reduce el tiempo de recogida. Por ejemplo, utilizar etiquetas específicas para filas, estantes y contenedores. 

¿Cómo organizar un almacén de mayores dimensiones? Todo dependerá de cuáles sean esas dimensiones, pero ten en cuenta que cuanto más grandes sean las instalaciones, más exacto deberá ser el etiquetado para lograr una gestión óptima del almacén. 

Orden y protocolos 

Para saber cómo organizar un almacén, y no sólo eso, sino también saber optimizar su organización, una buena idea es el establecimiento de protocolos para reducir los tiempos. Los protocolos dan órdenes claras al operario de cómo actuar en cada situación, por ello, contar con los necesarios es indispensable para un trabajo fluido. 

Esto además nos proporcionará orden, un elemento de vital importancia que nos permitirá tramitar la mercancía en el menor tiempo posible, y controlar en todo momento dónde se encuentra y su situación en el almacén. 

Ventajas de tener organizado mi almacén

Las principales ventajas de tener organizado el almacén son:

  1. Mantener un control del inventario
  2. Mejora el uso del espacio
  3. Reduce el número de accidentes
  4. Reduce los tiempos de espera
  5. Incrementa tu rentabilidad

Conclusión 

La gestión de almacenes es una tarea compleja con una gran variedad de aspectos a tener en cuenta para que el funcionamiento sea el óptimo. Hacerlo correctamente puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso. 

Así, saber cómo organizar un almacén, su mercancía y conseguir desarrollar correctamente estos procesos, es un gran paso para que el funcionamiento del almacén sea efectivo y podamos cumplir con los pedidos de los clientes de forma rápida y minuciosa. 

¿Conoces las diferencias que existen entre materiales reciclables, biodegradables y compostables? A menudo pueden surgir dudas sobre este tema, pero en este post vamos a intentar esclarecer todas las dudas al respecto.

Material Reciclable

Los materiales reciclables son aquellos que, tratados correctamente, y tras pasar un proceso de tratamiento y transformación en una planta especializada, pueden tener una segunda vida y reutilizarse. En este sentido, la sostenibilidad del packaging juega un papel fundamental para fomentar el reciclaje y la reutilización de cara a cuidar el planeta. Así, iniciamos y cerramos un nuevo ciclo dentro de la economía circular.

Ejemplos de materiales reciclables: papel, cartón, vidrio, algunos metales y plásticos, telas y textiles, etc.

Algunos ejemplos de este packaging reciclable podrían ser nuestras bandejas y cestas PET, o R-PET fabricadas con material reciclado, cantoneras, flejes, etc.

reciclable - canembal

Material Biodegradable

Son aquellos envases o productos fabricados con materiales que, por acción de elementos biológicos como el agua, el sol o las bacterias, se descomponen químicamente de forma natural. Esta degradación supone que la sustancia en cuestión se descompone en los diferentes elementos químicos que la formaban. De hecho, pueden volver a la tierra y ser procesados por microorganismos como bacterias u hongos.

El tiempo que tarda en descomponerse es diferente en función de sus componentes, por ejemplo, las cáscaras de las frutas pueden biodegradarse en unos pocos días, el papel tarda unos meses, y otros elementos no son biodegradables en el corto o medio plazo, por ejemplo, una botella de vidrio puede tardar unos 4.000 años en biodegradarse.

Ejemplos de materiales biodegradables: madera, lana o cáscaras de huevos.

Material Compostable

Este tipo de envases están fabricados o compuestos por materiales que van un paso más lejos que los materiales biodegradables, y es que, además de ser biodegradables, cuando estos materiales se descomponen, se convierten en compuestos obtenidos a partir de la descomposición bioquímica de los residuos orgánicos por los que están fabricados.

Cuando algo es compostable, significa que, además de que se biodegrada, también lo hace dentro de una cierta cantidad de tiempo y bajo ciertas condiciones, convirtiéndose en lo que se conoce como “compostaje” o “compós”, es decir, nuestros residuos vuelven a la tierra como abono en un tiempo.

Si nos fijamos en la norma EN 13432 de 2002, acordada por la Comisión Europea que trata sobre los requisitos de los envases y embalajes valorizables mediante compostaje y biodegradación, dichas características serían:

  • Materiales que se biodegraden como mínimo el 90% en 6 meses máximo, si son sometidos a un ambiente rico en dióxido de carbono.
  • En un plazo de 12 semanas y en contacto con materiales orgánicos, la masa debería estar formada por el 90% de fragmentos de materiales. Sus dimensiones deberían estar por debajo de los 2 x 2 mm.
  • No deben dejar residuos tóxicos ni visibles si los abandonamos en el medioambiente.
  • Respetan los límites establecidos sobre la concentración de ciertos compuestos como el potasio, el nitrógeno o los valores de PH, entre otros.
  • Una planta de compostaje industrial es el lugar donde debe realizarse el proceso.

Ejemplos de materiales compostables: Hojas secas, aserrín, pasto cortado y otros residuos vegetales del jardín, ceniza, cáscaras de huevos, frutas y verduras, plumas, semillas, pelo, café, saquitos de té, etc.

Muestra de este packaging compostable podrían ser nuestras bandejas y cestas compostables, fabricadas a partir de fibras de madera.

Conclusión

La verdadera diferencia es que, el material reciclable se puede reutilizar, pero por la acción del hombre (utilizando el contenedor amarillo y llevando este material a plantas de reciclaje para su tratamiento), mientras que los materiales biodegradables y compostables se degradan solos con el tiempo.

La gran diferencia entre los materiales biodegradables y compostables es que, aunque ambos se descomponen de manera natural con el tiempo, sólo los materiales compostables lo hacen a una velocidad igual a la de materiales compostables como las hojas, papel y trozos de madera, pudiendo servir de nuevo como abono para la tierra en pocas semanas.

Por otra parte, es importante recordar que, todos los materiales compostables son biodegradables, pero no todos los materiales biodegradables son compostables.

Gracias a la utilización de estos materiales, contribuimos positivamente a una economía circular sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

diferencia entre reciclable, biodegradable y compostable

Y ahora, ¿te quedan dudas sobre la diferencia entre materiales biodegradables, compostables y reciclables? ¿Trabajas ya en tu empresa con productos fabricados con estos materiales? ¡Cuéntanos en comentarios!

CANEMBAL

Después de mucho esfuerzo tras nuestra fundación, en Julio de 2018 tuvimos el honor de recibir el premio «Emprendedor del mes», otorgado por el Instituto de Fomento (INFO) y la Estrategia de Emprendimiento e Intraemprendimiento del Gobierno Regional (CiEMP); gracias a nuestra apuesta por los envases compostables para productos agroalimentarios.

Los premios de «Emprendedor del mes» que promueve el Instituto de Fomento de la Región de Murcia tienen como objetivo promocionar el emprendimiento entre la comunidad murciana y favorecer el reconocimiento por parte de la sociedad a estos emprendedores con ideas y proyectos innovadores; fomentando a su vez la figura del empresario como un elemento importante en la sociedad, que genera riqueza y empleo a nuestra comunidad.

Se trata también de una iniciativa co-financiada con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

logistica packaging

Siempre hemos creído que el futuro reside en la sostenibilidad y el medio ambiente, cuidando y respetando entre todos los beneficios que nos aporta, para de esta forma preservar todos los elementos que nos proporciona.

Es por ello que, no sólo contribuimos comercializando productos ecológicos y/o compostables, sino que también ayudamos a ahorrar en la generación de residuos plásticos, y a incrementar una mayor conciencia y compromiso social con la comunidad y con el mundo.

Nos sentimos orgullosos de poder formar parte de esto y aportar nuestro granito de arena.

Finalmente, aquí os dejamos un vídeo del evento y la entrega de premios, esperamos que lo disfrutéis tanto como lo hicimos nosotros.

 

Estamos de enhorabuena, y es que hoy nos estrenamos con esta reconstrucción de nuestra página web: WWW. CANEMBAL.COM.

Si navegas un poco por ella, podrás descubrir nuestra historia, quienes somos, qué soluciones ofrecemos, hacia dónde nos dirigimos y cómo podemos ayudarte a reinventar el mundo del packaging con un carácter sostenible.

 Nos hemos enfocado en la usabilidad del usuario como punto clave de esta renovación, para que la navegación resulte más sencilla e intuitiva. De esta forma, creemos en el desarrollo y mejora continua, apostando por la comunicación bidireccional, tanto a nivel offline como online, para poder de esta forma estar más cerca de ti.

Somos una empresa comprometida, tanto con sus clientes como con el medio ambiente, y por ello, orientamos todas nuestras energías a pensar en estos aspectos, en escuchar y conocer lo que necesitan nuestros clientes, y lo que necesitarán en el futuro, en cómo aportar soluciones a medida a sus necesidades, en ofrecerle una gama de productos diferenciales de alto valor añadido con un nivel de servicio excelente y las últimas tecnologías, siempre de manera comprometida con el entorno.

Actualmente, ofrecemos una amplia gama de servicios y productos; desde los generales de empaque y embalaje, donde especialmente destacan nuestras cantoneras, films y flejes; hasta la maquinaria y herramientas especializadas para desarrollar el proceso de embalaje lo más rápido, eficaz y cómodo posible para nuestros clientes, tanto en sector agrícola como industrial.

La CALIDAD TOTAL es nuestra razón de ser, la MEJORA CONTINUA nuestra filosofía de trabajo, ya que apostamos por PRODUCTOS de máxima calidad, con UN SERVICIO EXCELENTE y constante como foco para buscar siempre las mejores soluciones para nuestros clientes.

Gracias a la estupenda calidad humana que compone las personas que hay detrás de CANEMBAL, su buena gestión, saber hacer, responsabilidad, y confianza, podemos decir que somos un equipo multidisciplinar, unido y con los valores empresariales bien arraigados en cada uno de nosotros, intentando transmitirlo en cada una de nuestras acciones y con la que siempre contarás a tu disposición

 

Estos son los pilares básicos que sustentan nuestra empresa, los pilares de nuestra existencia: Profesionalidad, Experiencia, Servicio Integral, Equipo Humano y Sostenibilidad.

 

Te invitamos a navegar un poco por la web y a descubrir todo lo que hemos preparado para ti.

Además, estaríamos encantados de conocer tu opinión ¡déjanos un comentario!